sábado, 21 de febrero de 2009

Juan

Mariposas ávidas
mis ojos
beben la luz
que abreva
en el río bravo,
en tus letras.

Tan increíble
Juan
fotones y garabatos
pueden
alimentar un alma

2 comentarios:

Ivan Ignacio dijo...

Una poesia muy interesante. Las palabras que elegiste le dan un toque especial.

Gingerale dijo...

Ivan gracias por tu comentario.